Corrompiéndose: 6 Niños estrellas destruidos por la fama

Anuncios


Ser rico, exitoso y famoso es siempre una gran responsabilidad y hay pocas personas suficientemente fuertes para cargar con el peso de la fama, especialmente si se vuelven súper estrellas de la nada. No sorprende que sea particularmente difícil para los niños pequeños, quienes generalmente se vuelven famosos en un día y pierden la oportunidad de tener una niñez normal, lo que eventualmente los hace incapaces de vivir vidas normales.
Revisa la lista de niños estrellas que solían deleitarte y probablemente te darás cuenta de que no son lo felices que estabas seguro que serían.

1. Macaulay Culkin

Macaulay Culkin

Si piensas en qué tan famoso puede volverse un niño, es probable que su nombre sea el primero que te venga a la mente. Luego del fantástico éxito de Mi Pobre Angelito (Home Alone), Macaulay Culkin se convirtió en el actor mejor pagado de Hollywood. Su papel en Mi Pobre Angelito le dio fama a nivel mundial y sólo $100 000 lo que era ridículo ya que las ganancias de la película fueron de 500 millones de dólares. Indignado por tal injusticia, el padre de Macaulay decidió convertirse en el productor de su hijo para defender sus intereses. De hecho estaba más preocupado de las ganancias de Macaulay (y mientras más ceros hubiera mejor), que de su carrera.

En su afán de dinero dejó de prestar atención a la calidad de los libretos ofrecidos. Cada nuevo proyecto de Macaulay era pero y peor, su carrear estaba cerca del desastre. Sus padres se divorciaron, su padre comenzó a beber y su madre luego de una larga pelea por su hijo – o más bien por su dinero – perdió completamente la razón. ¿Hay algo que pueda ser aún peor? Sí lo hay. Esta secuencia de errores fue seguida por un período de adicción a las drogas (incluso fue arrestado y encarcelado por posesión de marihuana), un doloroso rompimiento con su novia, una relación con una estrella porno y según rumores, un intento de homicidio.

2. Edward Furlong

Edward Furlong

Algunas personas creen que el único papel resaltante de Edward Furlong fue el de John Connor en Terminator 2: El Juicio Final (Judgment Day). Sin embargo, Terminator fue seguido por un número de proyectos un poco menos notorios pero muy bien aceptados por la audiencia y la crítica estadounidense, en los que actuó junto a Meryl Streep, Jeff Bridges y Tim Roth. También es conocido por su sorprendente actuación en Historia Americana X (American History X) con Edward Norton.

Y desafortunadamente ese fue el punto después del cual su carrera comenzó a decaer. Las drogas duras, el alcohol y los problemas con la ley no le dieron oportunidad a su carrera. Fue arrestado en numerosas ocasiones por violencia doméstica: primero contra su esposa, luego cada chica con la que empezaba a salir se veía forzada a introducir una orden de restricción contra Edward, las cuales él infringía repetidamente. En 2013, para evitar una sentencia a prisión fue obligado a ir a rehabilitación.

3. Lindsay Lohan

Lindsay Lohan

A la edad de 3 años Lindsey ya estaba trabajando en una agencia de modelaje publicitando todo tipo de cosas, desde ropa infantil hasta piza. A la edad de 10 años obtuvo su primer papel en una comedia, y en 1998 el papel de gemelas en Juego de Gemelas (The Parent Trap) que la hizo famosa a nivel mundial. Luego vinieron Chicas Malas (Mean Girls), Un Viernes de Locos (Freaky Friday) y un par de álbumes que grabó para probar al mundo que era talentosa para todo. Parecía que un grandioso futuro la esperaba y que el mundo entero estaba a sus pies. Pero ahora la conocemos por algunos otros talentos que últimamente ansiosa ha comenzado a compartir con nosotros. Primero la descubrieron ebria en un club nocturno, luego esa se convirtió en su apariencia habitual en público.

El equipo de Walt Disney fue el primero en dar la voz de alarma: el comportamiento inapropiado de sus jóvenes actrices puede ser muy perjudicial para su imagen. El 2006 fue un año difícil para Lindsay: fue arrestada por conducir bajo la influencia del alcohol, fue obligada a asistir a las reuniones de Alcohólicos Anónimos, fue arrestada por posesión de cocaína y por conducir sin licencia, permaneció 30 días en rehabilitación. El siguiente año no fue más sencillo para ella, ni tampoco lo serían ninguno de los años posteriores. Se hizo verdaderamente difícil dar seguimiento a todos sus arrestos y rehabilitaciones, así es que hasta sus fanáticos más disparatados comenzaron a perder interés.

4. Drew Barrymore

Drew Barrymore

Drew Barrymore inició su carrera cuando no tenía aún 1 año de edad. Su primera experiencia en televisión fue un papel en un comercial de comida para perros a la edad de 11 meses y cuando tenía 5 debutó en Estados Alterados (Altered States). Un año después su papel en ET de Spielberg, la convirtió en la actriz infantil más exitosa de la época. A diferencia de sus desafortunados colegas que se quebraron bajo la presión de la fama y el dinero, Drew casi fue destruida por sus propios padres. Su padre John Barrymore era un alcohólico y después de que abandonó a la familia, su madre comenzó a utilizar a la pequeña famosa Drew para ser admitida en los clubes nocturnos más lujosos, que difícilmente eran el mejor lugar para criar una niña.

Los próximos récords de Drew no estuvieron precisamente relacionados a la actuación: comenzó a fumar a la edad de 9 años, ya bebía abundantemente cuando tenía 11 y comenzó a consumir cocaína a la edad de 13. En ese momento nadie creería que alguna vez saldría de eso. Pero Drew de alguna manera se las arregló para volver a conseguir equilibrio en su vida. Cuando tenía 14 entró en rehabilitación, un año después hizo que su madre oficialmente liberara su custodia, se mudó a su propio apartamento y comenzó a vivir su propia vida.

5. Amanda Bynes

Amanda Bynes

Amanda Bynes la estrella de la comedia adolescente ya no está asociada con nada gracioso. Fue conocida por protagonizar las series de Nickelodeon Todo Eso y Más (All That) y El Show de Amanda (The Amanda Show) y por un par de papeles sobresalientes en Lo Que Una Chica Quiere (What a Girl Wants), Ella es el Chico (She’s the Man), Suéltate el Pelo (Hairspray), Una Novata en un Cuento de Hadas (Sydney White) y Rumores y Mentiras (Easy A); se retiró oficialmente de la carrera de actuación en 2011, aunque difícilmente se le vio en pantalla desde mucho antes de eso. Los primeros problemas con el alcohol y las drogas surgieron en el 2009 y después de eso las cosas relacionadas con Amanda comenzaron a ponerse muy extrañas.

En el 2012 estuvo en algunos accidentes automovilísticos bastante peligrosos. Luego en otro choque en que fue infractora ya que conducía bajo la influencia del alcohol, dejó la escena del choque y un par de días después le escribió una carta a … Barack Obama argumentando que ella no era culpable. Pero no fue la única actuación inadecuada de Amanda: pasó todo un día en un vestidor haciendo ruidos extraños desde allí, apareció en la corte (luego de ser arrestada por conducir ebria) con una enorme peluca, intentó prender fuego a la casa de sus vecinos, atacó a un fanático, robó un par de veces, estuvo involucrada en una serie de accidentes de tránsito – y siempre como consecuencia de las drogas.

6. Haley Joel Osment

 Haley Joel Osment

Haley Joel Osment nació el 10 de abril de 1988 en la familia de un actor y una profesora. Su carrera se inició cuando tenía cuatro: fue notado por un caza talentos mientras visitaba con su madre una nueva tienda Ikea. La primera audición de Haley lo convirtió en el rostro de Pizza Hut y muy pronto fue notado por Robert Zemeckis, quien le ofreció un papel en Forrest Gump. Haley también audicionó para el papel de Anakin Skywalker en el Episodio Uno de la Guerra de Las Galaxias (Star Wars), pero no obtuvo el papel.

Luego del estreno de Sexto Sentido (The Sixth Sense) Haley se despertó y era famoso. Pero su impresionante carrera se destruyó muy pronto: luego de un accidente de tránsito en 2006, Haley fue arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol y por posesión de drogas. Fue sentenciado a 3 años de libertad condicional y a asistir a reuniones de Alcohólicos Anónimos.